Exito-fracaso-1

Si alguien (que no sea John, Paul, George o Ringo) dice que eres el quinto Beatle, no te lo tomes como algo bueno.

Durante cincuenta años, mucha gente ha estado proclamando que eran amigos íntimos, que formaban parte de la historia, que habían sido un componente clave en el éxito de los Beatles

Hay mucha gente a quien le gustaría que creyeras que  jugó un papel decisivo en el inicio, en el proyecto o en la iniciativa de determinado evento. El éxito tiene muchos padres, el fracaso es huérfano.

Así es como queda: nunca vas a ser parte del éxito a no ser que hayas estado participando desde el principio y expuesto totalmente a la posibilidad del fracaso.

Sin lugar a dudas, los innovadores necesitan de tu apoyo. Pero si quieres ser un Beatle, inicia tu propio grupo.

Anuncios