Lo primero, hacer bien el arroz.

Aspirantes a cocineros de sushi pasan meses (incluso años) sin hacer nada, solo haciendo el arroz para el jefe de cocina.

Si el arroz no está perfecto, realmente no importa lo que hagas, no vas a ser capaz de servir sushi.

Demasiado a menudo, pasamos rapidamente a hacer algo nuevo, sin tener suficientemente trabajado, claro y conseguido lo que es la base para el siguiente paso.

Anuncios